Siendo Luz

Promesas de Dios para ti

23 Versículos de la Biblia sobre la Salud

23 Versículos de la Biblia sobre la Salud

Versículos de la Biblia sobre la Salud:

Él sana a los que tienen roto el corazón, y les venda las heridas.

Adora al Señor tu Dios, y él bendecirá tu pan y tu agua. Yo alejaré de ti la enfermedad.


Buen remedio es el corazón alegre, pero el ánimo triste resta energías.


Querido hermano, pido a Dios que, así como te va bien espiritualmente, te vaya bien en todo y tengas buena salud.


No te creas demasiado sabio; honra al Señor y apártate del mal: ¡ésa es la mejor medicina para fortalecer tu cuerpo!


Vayan y anuncien que el reino de los cielos se ha acercado. Sanen a los enfermos, resuciten a los muertos, limpien de su enfermedad a los leprosos y expulsen a los demonios. Ustedes recibieron gratis este poder; no cobren tampoco por emplearlo.


Jesús lo oyó y les dijo: —Los que están buenos y sanos no necesitan médico, sino los enfermos.


¿No saben ustedes que su cuerpo es templo del Espíritu Santo que Dios les ha dado, y que el Espíritu Santo vive en ustedes? Ustedes no son sus propios dueños, porque Dios los ha comprado. Por eso deben honrar a Dios en el cuerpo.


Aleja de tu mente las preocupaciones y echa fuera de ti el sufrimiento, porque aun los mejores días de la juventud son vana ilusión.


Las palabras dulces son un panal de miel: endulzan el ánimo y dan nuevas fuerzas.


Bendeciré al Señor con toda mi alma; bendeciré con todo mi ser su santo nombre. Bendeciré al Señor con toda mi alma; no olvidaré ninguno de sus beneficios. Él es quien perdona todas mis maldades, quien sana todas mis enfermedades.


Pero en su angustia clamaron al Señor, y él los salvó de la aflicción; envió su palabra, y los sanó; ¡los libró del sepulcro!


Esperanza frustrada, corazón afligido, pero el deseo cumplido es como un árbol de vida.


Atiende a mis palabras, hijo mío; préstales atención. Jamás las pierdas de vista, ¡grábatelas en la mente! Ellas dan vida y salud a todo el que las halla.


Pues aunque el ejercicio físico sirve para algo, la piedad es útil para todo, porque tiene promesas de vida para el presente y para el futuro.


Y sin embargo él estaba cargado con nuestros sufrimientos, estaba soportando nuestros propios dolores. Nosotros pensamos que Dios lo había herido, que lo había castigado y humillado.


Si alguno está enfermo, que llame a los ancianos de la iglesia, para que oren por él y en el nombre del Señor lo unjan con aceite. Y cuando oren con fe, el enfermo sanará, y el Señor lo levantará; y si ha cometido pecados, le serán perdonados.


Cristo mismo llevó nuestros pecados en su cuerpo sobre la cruz, para que nosotros muramos al pecado y vivamos una vida de rectitud. Cristo fue herido para que ustedes fueran sanados.


Pero los curaré, les daré la salud y haré que con honra disfruten de paz y seguridad.


El Señor alejará de ustedes toda enfermedad y todas las terribles plagas que, como bien saben, envió sobre Egipto; en cambio, hará sufrir con ellas a todos sus enemigos.


Ningún habitante dirá: «Estoy enfermo.» Dios perdonará los pecados a los habitantes de Sión.


Vuelve y dile a Ezequías, jefe de mi pueblo: El Señor, Dios de tu antepasado David, dice: Yo he escuchado tu oración y he visto tus lágrimas. Voy a sanarte, y dentro de tres días podrás ir al templo del Señor.


El Señor le dará fuerzas en el lecho del dolor; ¡convertirá su enfermedad en salud! Yo he dicho: «Señor, tenme compasión; cúrame, aunque he pecado contra ti.»



Te puede interesar

Somos más que vencedores

Somos más que vencedores

Tú lo puedes todo

Tú lo puedes todo

Dios es compasivo

Dios es compasivo

Salmos 34:4

Salmos 34:4