Siendo Luz

Promesas de Dios para ti

20 Versículos de la Biblia sobre el Chisme

20 Versículos de la Biblia sobre el Chisme

Versículos de la Biblia sobre el Chisme:

El chismoso todo lo cuenta; la persona digna de confianza guarda el secreto.


El perverso provoca peleas; el chismoso es causa de enemistades.


El chismoso no sabe guardar un secreto, así que no te juntes con gente chismosa.


Sólo el que vive sin tacha y practica la justicia; el que dice la verdad de todo corazón; el que no habla mal de nadie; el que no hace daño a su amigo ni ofende a su vecino.


Sin leña se apaga el fuego, y sin chismes se acaba el pleito.


¿No saben ustedes que los que cometen injusticias no tendrán parte en el reino de Dios? No se dejen engañar, pues en el reino de Dios no tendrán parte los que se entregan a la prostitución, ni los idólatras, ni los que cometen adulterio, ni los afeminados, ni los homosexuales, ni los que roban, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los ladrones.


No digan malas palabras, sino sólo palabras buenas que edifiquen la comunidad y traigan beneficios a quienes las escuchen.


Las palabras del malvado destruyen a sus semejantes, pero la inteligencia del justo los salva.


Pues refrena tu lengua de hablar mal, y nunca digan mentiras tus labios.


Es de mentirosos disimular el odio, y es de necios divulgar chismes.


Señor, ponle a mi boca un guardián; vigílame cuando yo abra los labios.


Dichosos ustedes, cuando la gente los insulte y los maltrate, y cuando por causa mía los ataquen con toda clase de mentiras.


La lengua amable es un árbol de vida; la lengua perversa hace daño al espíritu.


Que no hablen mal de nadie, que sean pacíficos y bondadosos, y que se muestren humildes de corazón en su trato con todos.


No des informes falsos, ni te hagas cómplice del malvado para ser testigo en favor de una injusticia.


Hermanos, no hablen mal unos de otros. El que habla mal de su hermano, o lo juzga, habla mal de la ley y la juzga. Y si juzgas a la ley, te haces juez de ella en vez de obedecerla.


Haré callar a aquellos que a escondidas hablan mal de su vecino; ¡no soporto al altanero y arrogante!


Si alguno cree ser religioso, pero no sabe poner freno a su lengua, se engaña a sí mismo y su religión no sirve de nada.


Están llenos de toda clase de injusticia, perversidad, avaricia y maldad. Son envidiosos, asesinos, pendencieros, engañadores, perversos y chismosos. Hablan mal de los demás, son enemigos de Dios, insolentes, vanidosos y orgullosos; inventan maldades, desobedecen a sus padres.


El que tiene cuidado de lo que dice, nunca se mete en aprietos.




Te puede interesar

Somos más que vencedores

Somos más que vencedores

Tú lo puedes todo

Tú lo puedes todo

Dios es compasivo

Dios es compasivo

Salmos 34:4

Salmos 34:4