Salmos 27:7

A ti clamo, Señor: escúchame. Ten compasión de mí, ¡respóndeme!
Salmos 27:7

El amor del Señor no tiene fin, ni se han agotado sus bondades. Cada mañana se renuevan; ¡qué grande es su fidelidad!
Lamentaciones 3:22-23



El Señor es, con los que lo honran, tan tierno como un padre con sus hijos.
Salmos 103:13

Vengan a mí todos ustedes que están cansados de sus trabajos y cargas, y yo los haré descansar.
Mateo 11:28


Te puede interesar también ->  ¿No puedes más?

Te puede interesar

Salmos 34:22

Salmos 149:4

Juan 15:7

Salmos 103:13

No Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.