Salmos 37:39

La ayuda a los hombres buenos viene del Señor, que es su refugio en tiempos difíciles.
Salmos 37:39

El Señor será un alto refugio para el oprimido, un refugio en los tiempos de angustia.
Salmos 9:9



Tú eres mi refugio: me proteges del peligro, me rodeas de gritos de liberación.
Salmos 32:7

En ti, oh Señor, me he refugiado; no sea yo avergonzado jamás. Líbrame en tu justicia.
Salmos 31:1


Te puede interesar también ->  Él sana tus heridas

Te puede interesar

Salmos 34:22

Salmos 149:4

Juan 15:7

Salmos 103:13

No Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.