Isaías 30:15
Temas Bíblicos

La calma

La calma es la tranquilidad de ánimo, la fortaleza emocional del sujeto que no se deja afectar de un modo negativo por las circunstancias externas. Es decir, una persona que mantiene la calma ante las circunstancias o momentos de dificultad.

Las tormentas de la vida muchas veces son muy fuertes, en muchas ocasiones pareciera que no podremos frente a ellas, lágrimas aparecen y por periodos pareciera que son el pan diario para nuestra vida. Y es que todos estamos propensos a ser víctimas de una tormenta recia, de esas que nos dejan derribados muchas veces, pero no destruidos, el Apóstol Pablo decía: “…derribados, pero no destruidos”
2 Corintios 4:9.

Lo hermoso de todo es que en medio de la tormenta tenemos a un Dios que nos viene a rescatar, que no nos dejará hundir y mucho menos morir. Él está siempre atento a nosotros, su amor inagotable nos alcanzó, y por medio de ese amor nosotros podemos estar seguros que las tormentas de la vida pueden venir, pero Dios jamás nos dejara hundir.

Te puede interesar también ->  Dominio propio - ¿Qué es?

A menudo Dios nos habla con una voz suave y calmada, es que Dios es un Dios que deposita Paz sobre tu vida, él envía a su Espíritu Santo para consolarte, por eso lo llamó el Consolador, no hay de qué temer, no hay porqué preocuparse, cuando estás bajo la cobertura del Señor tienes asegurado tu futuro.

El Espíritu de Dios nos da una sensación de calma porque la ira de Dios ha sido quitada de nosotros por medio de Cristo. Nosotros estamos en paz con Dios porque la condena ha sido quitada.
Romanos 8:1

  • Podemos reconocer la majestad de Dios cuando estamos calmados.
    Salmos 46:10
  • Hay poder en la calma.
    Isaías 30:15
  • Produce paz y confianza.
    Isaías 32:17-18
  • La quietud es una expresión apropiada de reverencia.
    Habacuc 2:20

One comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *