Hare Krishna

Los Hare Krishna son una agrupación de personas voluntariamente reunidas con el exclusivo propósito de llevar una vida pura y despertar el amor por Dios como la meta máxima de la vida.

El término correcto para referirse a la tradición religiosa a la cual pertenecen los devotos es Vaisnavismo; esta palabra proviene del termino Vaisnava que significa: “aquel que dedica toda su vida a Vishnu, Krishna o cualquier otra manifestación de la Suprema Personalidad de Dios”.

La religión Vaisnava surgió en la tierra hace aproximadamente 5000 años, fecha en la cual el Señor Krishna apareció en un lugar del distrito de Mathura, (cerca a Nueva Delhi) conocido como Vrindavan Dham. Desde ese entonces y hasta ahora, los habitantes de este lugar han guardado culto al Señor Krishna, quien es para ellos la representación personal de Dios.

– ¿De dónde vienen?

La Asociación Internacional para la Conciencia de Krishna (ISKCON), cuyos miembros son conocidos popularmente como “Hare Krishna”, es una secta de origen hinduista. Aunque enseñan que sus orígenes se remontan al siglo XVI como una rama del hinduismo, su verdadero origen tuvo lugar en pleno siglo XX, en la India, de donde pasó a Nueva York en 1965 y desde allí al resto del mundo.

ISKCON fue creado para esparcir la práctica del bhakti (‘devoción a Dios’) a lo cual ellos llaman bhakti yoga, es una confederación mundial.

El fundador de la misma fue el hindú Abhay Charan De, nacido en Calcuta en 1896, quien se adjudicó el nombre espiritual de Su Divina Gracia A. C. Bhaktivedanta, Swami Prabhupada. En 1922 encontró al que sería su Maestro Swami Bhaksidhanta Sarasvati, quién lo proclamó “Sanyasa” (santo) y le ordenó que divulgara por todo el mundo la milenaria ciencia espiritual de la India, conocida como Bhakti Yoga.

El 18 de setiembre de 1965 llegó a Estados Unidos, donde poco a poco, comenzó a reunir jóvenes que lo siguieron y fundó su primer templo en Nueva York. Desde entonces no ha dejado de crecer.

Antes de su muerte eligió a once de sus discípulos más antiguos para que transmitieran a las nuevas generaciones su sendero espiritual, murió el 14 de noviembre de 1977 en Mathura, India. Había escrito más de 70 volúmenes de traducciones y comentarios de los textos religiosos más importantes de la India y sus escritos se transformaron en la guía doctrinal del movimiento.

Se basan en tres libros:

  • El Bhagavad-guita ―una corta sección del Majabhárata 
  • El Bhagavata-purana (una colección de 12 grandes libros).
  • El Chaitania-charita-amrita (otra colección de 9 libros).

– Vaisnavismo: un sólo Dios

La religión Vaisnava es monoteísta, a diferencia de gran parte del hinduismo, en el cual se practica el politeísmo. Según las escrituras védicas, existen 33 millones de semidioses, encargados de controlar determinados aspectos de la manifestación cósmica. Para los devotos, Sri Krishna es la fuente de todos los semidioses y por esto el es el único sujeto de adoración.

– Vaisnavismo: Dios es la persona Suprema

Otro criterio importante para la clasificación y el análisis del vaisnavismo es la diferencia entre las corrientes religiosas impersonalistas y las personalistas. El impersonalismo se refiere a tener una concepción de Dios como espíritu, luz o energía (sin forma); ejemplo de estas corrientes filosóficas son el budismo, el taoísmo y el confucionismo, entre otras.

Las religiones personalistas se refieren a Dios como una persona con forma, atributos, nombres, cualidades y actividades especificas; el vaisnavismo es un ejemplo, y presenta esta concepción como la conclusión del desarrollo espiritual de cualquier sistema religioso.

– Doctrina: Adoración de Krishna

Creen en Krishna, no como avatar de Visnú (así lo entiende el hinduismo), sino como divinidad única, verdad suprema, Dios omnisciente y omnipotente. Lo homologan al Dios de cualquier fe monoteísta, dirigiéndose a él con la expresión “Hare” que expresa profunda adoración. Para ellos todo procede de Krishna por emanación y todo retorna a él a final de cada ciclo cósmico. El hombre era un ser originariamente espiritual, pero perdió su estado originario y tras su caída, quedó compuesto de un cuerpo burdo, material, de un cuerpo sutil, inmaterial y de un cuerpo espiritual. El cuerpo espiritual es el “yo auténtico” (atmán), que es inmortal, una chispa desprendida del fuego divino de Dios. La aspiración del hombre es alcanzar la “conciencia de Krishna”, caer en la cuenta de su naturaleza divina, para no contagiarse del mundo aparente (sensorial) y retornar así a la fusión con Krishna.

– Tienen tres grados iniciáticos:

1. En el primero reciben un nombre nuevo y renuncian a su vida pasada (familia, profesión, relaciones sociales, régimen alimenticio, etc).

2. Adquieren y desarrollan cualidades de guía espiritual.

3. Son llevados a la renuncia total o consagración total de sus pensamientos, palabras y obras a Krishna, recibiendo el título de “Swami”.

Su lectura principal es el Baghavad Gita, pero son normativos los textos y las interpretaciones doctrinal propias del fundador.

– Ceremonias de fuego

Esta ceremonia se realiza en todos los momentos importantes de la vida del devoto:

  • Al inicio de un embarazo
  • A los seis meses del nacimiento
  • Al momento de la primera iniciación (iniciación en el harinām, donde se promete «cantar» 16 «rondas» diarias y seguir los cuatro principios regulativos).
  • Al momento de la segunda iniciación (iniciación brahmínica, en que se recibe el cordón sagrado y el mantra secreto Gáiatri).
  • Al momento del matrimonio
  • Al momento de recibir la orden de renuncia (sanniás)
  • Al mes del fallecimiento.

– 4 regulaciones:

  • No consumo de carne, huevos ni pescado: Estos alimentos están saturados con las modalidades de la pasión y la ignorancia, y por eso no pueden ser ofrecidos al Señor. Una persona que consuma estos alimentos participa en una conspiración de violencia contra animales, y así detiene su progreso espiritual. (Este principio desarrolla la misericordia).
  • No juegos de azar: Invariablemente estos provocan ansiedad, promoviendo la avaricia, la envidia y la ira. (Este principio desarrolla la veracidad)
  • No intoxicarse: Las drogas, el alcohol y el tabaco, así como cualquier bebida o alimento que contengan cafeína, oscurecen la mente, sobrestimulan los sentidos y hacen imposible entender o seguir los principios regulativos del bhakti-yoga. (Este principio desarrolla la austeridad)
  • No sexo ilícito: Se refiere a la vida sexual extramatrimonial, o en el matrimonio sin el propósito de procrear. La vida sexual con el único fin de alcanzar placer, lo obliga a uno a identificarse con el cuerpo y lo aleja de la conciencia de Krishna. Las Escrituras enseñan que el sexo es la fuerza más poderosa que nos ata a este mundo material. Para avanzar en la conciencia de Krishna se debe minimizar la vida sexual o suprimirla completamente. (Este principio desarrolla la limpieza)

– Recitar mantras y pensar lo menos posible:

La norma más conocida es el rezo del mantra: “hare krishna, hare krishna, krishna, krishna, hare hare, hare rama, hare rama, rama rama, hare hare”, el cual debe repetir 1728 veces al día. Además tienen principios regulativos sobre la alimentación y la sexualidad, como la prohibición de la “especulación mental” (no razonar).

Deben acatar sin reservas todos los textos doctrinales y las libres interpretaciones del fundador.

Los “Hare Krishna” para evitar el ciclo de reencarnaciones se dedican exclusivamente al Señor (Krishna), practicando Bhatki Yoga o servicio devocional.

Viven en estructuras cerradas bajo rígida autoridad del gurú que preside el templo. Se levantan a las tres o cuatro de la mañana y tienen un primer pensamiento en favor de su maestro espiritual. Luego se duchan con agua fría y ante el altar se pintan con tiza en los brazos, pecho y frente, para luego rezar el mantra. Terminada la meditación personal honran al maestro con ofrenda de flores y asisten una instancia formativa sobre libros sagrados.

Cerca de las ocho se sirven un desayuno vegetariano y luego algunos irán a la calle a vender libros, otros realizarán tareas de limpieza y los más nuevos realizan cursos de formación.

La sexualidad exigiría un artículo aparte, ya que las relaciones sexuales están prohibidas en el templo, excepto que sea un matrimonio consagrado, pero el ideal es la castidad absoluta. A los matrimonios se les recomienda tener sexo solo para procrear niños “con conciencia krishna”.

Para la amplia mayoría de los especialistas en la materia, es una secta peligrosa donde se practican las más conocidas técnicas de reforma del pensamiento, convirtiendo al adepto en un esclavo del grupo.

– Algunas técnicas de manipulación conocidas a partir de sus enseñanzas y prácticas:

  • Aislamiento del mundo exterior: Enseña Prabhupada: “Las relaciones íntimas de la familia no son más que una enfermedad de la piel. Cuando una persona se ocupa de los deberes de la conciencia de Krishna, no necesita actuar en relación al mundo material, o con las obligaciones hacia las tradiciones familiares…”. Si el adepto se vuelve un fanático seguidor de sus enseñanzas, es muy fácil comprender el paulatino alejamiento de su familia y amigos para una consagración total a la secta.
  • Debilitamiento físico: Prabhupada interpreta así el texto 17 del Baghavad Gita: “Cualquier momento que se desprecia durmiendo innecesariamente se considera una gran pérdida. Una persona consciente de Krishna no puede soportar pasar un minuto de su vida sin ocuparse del servicio del Señor. Por lo tanto, su dormir se mantiene al mínimo. En ese aspecto, su ideal es Srila Rupa Gosvani, quien siempre está ocupado en el servicio de Krishna y quien no podía dormir más de dos horas al día, y algunas veces ni siquiera eso”. Si agregamos a las pocas horas de sueño, la alimentación empobrecida por un vegetarianismo exagerado, escaso en proteínas, y el trabajo cotidiano de proselitismo callejero y las horas dedicadas a los rituales, es comprensible que los jóvenes adeptos se vayan debilitando paulatinamente, haciéndose más dóciles a cualquier proceso de manipulación psicológica.
  • No pensar: Se prohíbe directamente la “especulación mental”. En varias investigaciones se ha demostrado que se estimula doctrinalmente a no pensar, a tener la mente ocupada solo en Krishna y obedecer al maestro, sin cuestionar nada. Se les entrena para ocupar sus mentes de modo de inhibir la conciencia crítica. Se recomienda a los devotos a “entrenar sus mentes para que sean incapaces de recordar otra cosa que no sea Krishna”.

– Canto de los santos nombres de Dios:

El movimiento Hare Krishna se ha caracterizado por el canto de los Nombres del Señor en sus templos, comunidades agrícolas, escuelas, en las calles, plazas, etc. lo que por supuesto se ha hecho siguiendo la milenaria tradición de la cultura Védica

Los devotos de Krishna están continuamente invitando a sus hermanos a unirse en la búsqueda y en la práctica de este gran ideal pero lamentablemente muchos de ellos los rechazan, y mirando con desdén esta afectuosa invitación, los llaman sectarios. Pero más bien una secta constituye un grupo de personas que se aparta del interés y del bien universal.


Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *