Testigos de Jehová

Es el nombre de una organización religiosa internacional que promueve y practica una religión entendida por sus adherentes como una restauración del modo de vida e ideas originales de los primeros cristianos del siglo I, basan sus creencias en la Biblia, usando para ello preferentemente la Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras (edición publicada por la propia organización) aunque también aceptan y citan otras traducciones bíblicas. Para la interpretación y estudio emplean las publicaciones editadas por las diferentes sociedades que los representan legalmente (denominadas comúnmente como «Sociedad Watchtower«), cuyos ejemplos más conocidos son las revistas La Atalaya: Anunciando el Reino de Jehová y ¡Despertad!, que también distribuyen públicamente.

Originada a finales del siglo XIX en Estados Unidos, están presentes en doscientos treinta y seis países y entidades territoriales, el total de individuos practicantes en la organización es de 8,3 millones, según la propia organización, proclaman su doctrina en 430 idiomas, son principalmente conocidos por su predicación de casa en casa, por el rechazo a las transfusiones de sangre, y por su neutralidad política y militar, lo que les ha traído conflictos con algunos gobiernos y ha causado que sus actividades sean prohibidas en algunos países.

Reciben su nombre debido al relato bíblico del Capítulo 43 de Isaías, en él se compara la escena mundial a un juicio y Jehová se expresa así: Ustedes son mis testigos, mis siervos a quienes he escogido, para que sepan y tengan fe en mí, y para que entiendan que yo soy el mismo,  Antes de mí no fue formado Dios alguno, y después de mí continuó sin que lo hubiera,  Yo… yo soy Jehová, y fuera de mí no hay salvador. (Isaías 43:10:11)

– Su Biblia:

La Organización «Watchtower Bible and Tract Society» es conocida como una religión que niega la Deidad de Jesucristo, con este fin, cuando produjeron su propia traducción de la Biblia (La traducción del Nuevo Mundo), se esforzaron mucho para hacer que pareciera que las Escrituras no sostienen la idea de que Jesucristo es Dios (Jehová), en un intento por quitar el énfasis que hace la Biblia con respecto a Jesucristo como Dios, insertaron la palabra «Jehová» (una adaptación del original hebreo «YHWH» para el nombre de Dios) en lugar de Theos (Dios) y Kurios (Señor) en múltiples versículos de las Escrituras griegas cristianas (Nuevo Testamento), de este modo crearon una distinción entre Jehová Dios y Jesucristo, la cual no está justificada en el texto, además de la inserción del nombre de Dios en lugares en los que no hay un respaldo textual, tradujeron mal muchos versículos que sostienen la deidad de Jesucristo para justificar su dogma anti-Trinitario.

Apostasía:

Sobre todo con sus argumentos lo que tratan es acomodar las verdades bíblicas a su propio uso o deseo o para el propio beneficio de cada uno.

• Apostatar, según los Testigos de Jehová, significa desviarse de la adoración pura y desertar de la religión verdadera; esto es, ir en contra de los principios que Dios dispone en su palabra escrita, la Biblia, también significa perseguir o calumniar a aquellos que intentan seguir estos principios,  son generalmente personas que han estado en la organización y que por alguna razón se desvinculan de esta.

• Después de la muerte de los Apóstoles, el cristianismo cayó en una gran apostasía al dejar de lado las enseñanzas y principios bíblicos y reemplazarlos por filosofía griega o ritos y costumbres de religiones paganas del tiempo del Imperio romano, entre las enseñanzas que consideran apóstatas o anti-bíblicas están: la inmortalidad del alma humana, el Infierno de fuego y la Trinidad, entre otras.

Diezmos:

El pago de diezmos, que era parte de la ley de Moisés, terminó con la muerte de Cristo y ya no es un requisito cristiano.

• Los gastos relacionados con la entera obra educativa se sufragan y mantienen mediante aportes voluntarios, no de mala gana ni como obligados, porque Dios ama al dador alegre,  (2 Corintios 9:7)

• Los aportes y donaciones no sólo son monetarios sino que también se consideran contribuciones igualmente importantes en tiempo, talentos, capacidades, habilidades y deseo de ayudar, de acuerdo a las circunstancias de cada persona.

Fiestas:

• No celebran (Navidad, Pascua, etc.) o nacionales, ni otras como Halloween y Año Nuevo porque tienen origen pagano o porque implican lo que ellos consideran símbolos idolátricos no bíblicos (bandera o patria).

• No celebran los cumpleaños.

• Conmemoran la muerte de Jesucristo en el día de la pascua que corresponde al 14 de Nisán en el calendario hebreo.

Fin del sistema:

Para los Testigos de Jehová desde 1914 estamos viviendo en los últimos días del Sistema actual (Mateo 24:3-14), los sucesos que ocurren a diario en el mundo son prueba del cumplimiento de profecías que identifican este tiempo como el tiempo del fin, ahora bien, ellos no hablan del fin del mundo, como el exterminio del planeta o la aniquilación completa de la humanidad; el término griego aión, traducido como sistema de cosas en la traducción del Nuevo Mundo tiene el sentido de Era, Época, Período (véase Mateo 24:3), según lo entienden, se refiere a toda la estructura mundial formada después del pecado de Adán y Eva, bajo la influencia de Satanás, gobernante del sistema actual.

• Dios destruirá el sistema actual que progresivamente se irá caracterizando por mayor maldad, e impiedad y falta de misericordia por parte de las personas, tal como el apóstol Pablo afirmó a Timoteo que sucedería, en su segunda carta, esta destrucción de la maldad irreversible en un futuro cercano, acontecerá al final de la Gran Tribulación, una época que califican de espantosa, cuando ocurra la batalla de Har-Magedón (Armagedón). Satanás, (el gobernante invisible del mundo actual) inmediatamente será inhabilitado por mil años (Apocalipsis 20:1-3).

• Luego de los mil años, Satanás será nuevamente habilitado o soltado por un periodo corto de tiempo, finalmente Dios probará a la humanidad y realizará un juicio final para comprobar la lealtad y fidelidad a Él mismo por amor y no por motivos egoístas, todos los que no sean fieles a Él serán destruidos junto con Satanás, el opositor de Dios, que ha estado extraviando durante miles de años la humanidad, esta vez, será destruido por completo para que finalmente toda la humanidad disfrute de paz y felicidad indefinida (Apocalipsis 20:7-9; 21:3-4).

• La Tierra nunca será destruida ni quedará despoblada (Isaías 45:18; Génesis 9:11).

Infierno:

No se acepta el concepto o creencia del castigo eterno en un infierno de fuego para las almas de los condenados por Dios.

• Según aparece en la Biblia, las palabras hebreas y griegas que se traducen como infierno son Sheol y Hades respectivamente, y se refieren a la sepultura común de la humanidad.

• Con respecto a la palabra Gehena, que también se traduce como infierno en algunas versiones bíblicas, no es un lugar de tormento, sino un símbolo de destrucción completa, al igual que el Lago de Fuego del libro de Apocalipsis.

Jesús y Miguel:

Jesús no es el Dios Todopoderoso; más bien es un ángel poderoso (Isaías 9:6), la Biblia también explica que Satanás es un «dios» (2 Corintios 4:4); Dios del Sistema de cosas.

• Jesús es el Hijo de Dios y su primera creación, y es la misma persona que el Arcángel

• Sólo hay un arcángel en la Biblia, y es Miguel o Jesús, se le llamó Jesús cuando estuvo en la Tierra y Miguel cuando todavía vivía en el Cielo al lado de Jehová, ahora es Rey del Reino de Dios y bajo su personalidad como Miguel expulsó a Satanás a la Tierra, donde éste aún gobierna.

• Jesús ayudó a Jehová en la Creación como obrero maestro (Proverbios 8:30).

• Jesús es el único mediador entre Jehová y los hombres y solo por él nuestras oraciones llegan a Dios (1 Timoteo 2:5-6).

• Por medio de su sacrificio redentor, es posible la expiación de nuestros pecados.

• En su condición de Rey del Reino de Dios, muy pronto pondrá fin a los males que aquejan y afligen a la humanidad y a aquellos que los causan.

La vida espiritual:

Solo ciento cuarenta y cuatro mil escogidos desde la época de los apóstoles hasta nuestros días tienen esperanza de vida celestial, lo que significa que después de su muerte resucitarán en el cielo como criaturas espirituales, con la inestimable responsabilidad de gobernar junto con Cristo por un período de mil años a la humanidad (Apocalipsis 5:9-10)

• El resto de los testigos, desde Abel en adelante, vivirán eternamente en la Tierra, convertida ya en un Paraíso perfecto después del Armagedón (Apocalipsis 7:9; Salmos 37:29).

• Serán gobernados por Cristo y sus 144.000 ungidos (Salmos 37:10-11).

Milenio:

Habrá un futuro gobierno celestial de mil años de duración que traerá grandes bendiciones y beneficios a la humanidad (Apocalipsis 20:6).

• Después de la batalla de Armagedón, Cristo reinará por mil años, periodo durante el cual la Tierra será transformada en un paraíso (2 Pedro 3:13).

• La humanidad será elevada a la perfección de modo como Adán era antes de pecar, los muertos que estén en la memoria de Dios serán resucitados en la tierra, y los sufrimientos serán cosa del pasado (Juan 5:28-29; Hechos 24:15; Apocalipsis 20:13-14; Apocalipsis 21:4-5).

• Al terminar este período Jehová trae una prueba final en la que los humanos en estado perfecto, tal como Adán era en un principio, demuestran su obediencia a Dios y Cristo devuelve el gobierno a Jehová, sometiéndose a él como su Dios y Padre (Apocalipsis 20:7-10)

Mundo:

El término mundo tiene distintos significados bíblicos y acepciones, entre las cuales señalaremos estas dos:

– Mundo de la humanidad:

Es la humanidad en general, amada por Dios, motivo y razón por la que Cristo fue enviado. Los Testigos deben amar a su prójimo como a sí mismos (Juan 3:16; Lucas 10:26-27; Romanos 13:9-10).

– Mundo de Satanás:

Se refiere a la sociedad humana alejada de Dios y, por lo tanto, bajo la influencia del diablo, quien es su gobernante, según 1 Juan 5:19, los Testigos, demuestran no compartir la conducta, intereses, hábitos nocivos, ni costumbres que se opongan a las disposiciones divinas, aunque sí aman a las personas y así lo demuestran, este mundo está dividido y compuesto principalmente como sigue: política, religión falsa o adulterada y comercio corrupto.

Neutralidad:

La obediencia a los gobiernos y autoridades es relativa,  se adaptan con sumisión a las disposiciones de los gobernantes, siempre y cuando las normas que impongan no estén en confrontación directa con lo que son los principios divinos (Romanos 10:3).

• No muestran respaldo a formaciones políticas específicas y son imparciales en dichas cuestiones, por lo que no participan en las votaciones ni alientan o recomiendan el voto, si es obligatorio, recomiendan el voto nulo.

• Los Testigos son pacifistas, porque no aceptan participar en entrenamientos militares ni en los conflictos bélicos de las naciones en las que residen.

Obras:

Dicen, por su entendimiento de la Biblia, que la fe sin obras está muerta y que debe demostrarse en sus actividades diarias, por tanto activamente actúan en beneficio específico a las necesidades concretas de sus compañeros de creencia, familiares, vecinos, y conocidos, tal como enseña la Biblia a hacer, aunque principalmente la ayuda es en aspectos espirituales y de enseñanza, y también mediante el ánimo, estímulo, consejo, consuelo, e incluso en ayuda de tipo material (Santiago 2:14-16).

• Para los testigos, la salvación no es un pago debido a obras propias e individuales, sino que es un don de Dios.

Predicación:

Es considerada como un mandamiento del propio Jesús, quien participó personalmente en la predicación de casa en casa y de aldea en aldea en el primer siglo, e hizo discípulos a quienes estuvo enseñándoles, instruyéndoles, y acompañándoles en la predicación, para atender las dudas y las preguntas de sus discípulos y de las personas en sus hogares, originó de esta manera, un modo de enseñanza ideal, personalizado y eficaz para que las personas entiendan la palabra de Dios, así podían atender aquellas inquietudes y cuestiones, que solamente de forma privada y discretamente, pueden aclararse, ya que a veces eran cuestiones delicadas y personales.

• La consideran una obra primordial, principal y urgente debido a que vivimos en los últimos días (Mateo 24:14), de hecho, Jesucristo habló de un nuevo sistema de cosas venidero (Mateo 12:32).

• Principalmente, como se ha considerado, los Testigos de Jehová efectúan la predicación yendo de dos en dos y de casa en casa en imitación a Jesús y a los primeros cristianos (Lucas 10:1).

El sábado:

No es un requisito el guardar un día de descanso semanal, según su argumento, la Ley de Moisés que contenía los requisitos del sábado, era aplicable sólo a Israel, esta fue cumplida perfectamente por Jesús y reemplazada por un nuevo pacto, el domingo como día de descanso fue decretado mucho después de la redacción de la Biblia, por lo que tampoco tendría valor religioso, según los Testigos, para ellos el verdadero día de descanso aún está por venir, ya que según sus argumentos, durante el milenio (período literal de mil años en que Cristo gobernará sobre la Tierra), se producirá el verdadero descanso de la humanidad.

Salvación:

No creen que la salvación sea algo que la persona pueda ganar mediante sus obras, tampoco tienen la idea de una vez salvo, siempre salvo, para ellos, la salvación es un regalo que Dios da a la humanidad, sin ella merecerlo, sin embargo esto requiere que las personas estén dispuestas a hacer la voluntad de Dios expresada claramente en la Biblia, como dijo Jesús, el que haya aguantado hasta el fin es el que será salvo (Mateo 24:13).

Sangre:

• Rechazo a las transfusiones de sangre, sustentando esto en textos bíblicos tales como Deuteronomio 12:16, 23, 24 en el que se menciona que no debe darse uso a la sangre sino derramarla sobre la tierra, y Hechos 15:28, 29 en el que se manda a los cristianos a abstenerse de sangre, creen que ésta no es una cuestión de interpretación, sino de obediencia al Ser Supremo, quien tiene el legítimo derecho de decidir en esta cuestión, así mismo, el donar sangre se considera algo inapropiado.

• Para los Testigos, la sangre sólo tiene un uso: el de expiar los pecados, en el tiempo del Israel antiguo la sangre de sacrificios era para expiar pecados, y la sangre derramada de Cristo fue para el perdón de los pecados de la entera humanidad, sin embargo, aceptan tratamiento médico alternativo sin sangre completa y sin hemoderivados, tales como los cuatro componentes principales de la sangre: glóbulos rojos, glóbulos blancos, plasma y plaquetas, no obstante, algunos Testigos sí aceptan transfusiones sanguíneas menores como la albúmina, factores de coagulación, soluciones de hemoglobina, inmunoglobulinas, interleuquinas, interferones y factores para la cicatrización de las heridas obtenidos de plaquetas

Trinidad:

Rechazan la creencia de que Dios sea único pero que esté formado por tres Personas: Padre, Hijo y Espíritu Santo.

• Aunque en la Biblia se menciona en ocasiones la frase en el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo, para ellos esta expresión considera y hace referencia a tres cosas diferentes y el contexto en el que se encuentran estas oraciones no indica que los tres sean una misma persona.

• El Espíritu Santo no es una persona de o en Dios, sino la propia fuerza activa de Dios, su propia fuerza vital, Omnipotente, Todopoderosa.

– Otras Creencias:

• Rechazo completo del naturalismo filosófico y de la teoría de la evolución (Génesis 1:1).

• El sexo fuera del contrato matrimonial es inmoral y un pecado. Para los testigos la tolerancia actual de muchas iglesias al sexo extramatrimonial, sea cual sea la naturaleza de la relación entre las personas que lo practican, es una desviación de la moralidad, no aprobada por Dios.

• La masturbación es un hábito inmundo e inmoral.

• La homosexualidad es un pecado (Levítico 20:13 y 1 Corintios 6:9,10).

• El aborto inducido es equiparable al asesinato (Salmo 36:9).

• Adoración del Dios de Abraham, Isaac y Jacob (Salmos 83:18 y Mateo 22:37-39).

• Rechazo a la adoración de imágenes (Éxodo 20:4,5; 2 Corintios 6:16).

• María es considerada madre de Jesús, no «Madre de Dios».

• María tuvo otros hijos además de Jesús (Mateo 13:55; Lucas 8:19-21).

• Rechazo a la idea de la predestinación. Todos los seres humanos tienen libre albedrío, dado por Dios.

• La Biblia es exacta desde el punto de vista histórico.

• La Biblia cuenta la historia del pueblo de Israel como beneficiario del pacto con Dios y receptor de su Ley, y profetiza la venida del Mesías.

• La Biblia como «Palabra de Dios», es superior y más fiable que la tradición, por antigua que esta sea.

• Jesús es el Mesías o Cristo.

• Jesús murió para expiar todos los pecados de la Humanidad.

• Jesús no resucitó con un cuerpo físico, sino en espíritu, y así ascendió a los cielos.

• El alma humana cesa de existir en el momento de la muerte del cuerpo físico

• Se bautizan como símbolo de su dedicación a Jehová.

• Los dones milagrosos terminaron tras la muerte de los doce apóstoles

• Consideran al Espíritu Santo de Dios como su fuerza activa.